viernes, 27 de marzo de 2009

Más mentiras que otra cosa

Mentiras y gordas. Nunca mejor dicho. ¡Qué joven de 20 años no se pasa las noches de jueves a domingo drogado y saltando de orgía en orgía!
El colmo del estereotipo exagerado es que hay quien se lo cree. Ni Alexia veía ángeles demoníacos mientras agonizaba -Camino-; ni los miembros del Opus Dei se autoflagelan constantemente y duermen sobre tablas desnudas -El Código DaVinci-, ni todos los homosexuales son promiscuos y precoces desesperados -imaginario social erróneamente extendido-, ni E.T. y Elliot llegaron a existir (por si alguien lo dudaba).
Aunque claro, la cosa cambia cuando hablamos de jóvenes entre los 18 y los 25 años. En este caso es más que obvio que la idea de que todos hemos pasado 72 horas de fiesta sin parar, puestos hasta arriba de todo tipo de drogas y manteniendo relaciones sexuales con todo aquello dispuesto a sucumbir a nuestros encantos noche tras noche es correcta. Nadie discute que eso sea así. De hecho yo decidí hacer un parón en la orgía en la que estoy desde ayer sólo para escribir esta columna, así que en cuanto termine de escribir me chutaré un poco, me beberé la copa del tirón y volveré a la discoteca de la que nunca debí haber salido. ¿A qué joven se le ocurre dejar una fiesta salvaje para ponerse a escribir?, os estaréis preguntando extrañados. No tiene cabida en nuestra juventud una actitud tan retrogada y carca. Todos los jóvenes somos así. Nos sentimos increíblemente identificados con el reparto de series como "Física o Química". Es más, cuando vi el elenco de "Mentiras y gordas" me di cuenta de que por fin alguien había encontrado el modo de dar con aquellos jóvenes que mejor nos representan. Yo me siento fielmente retratado por un personaje borracho, drogadicto y promiscuo representado por Hugo Silva, y mi mejor amiga ve en el profundo personaje de Ana de Armas un perfecto reflejo de su realidad.
¿De verdad creen que por coger a las "jóvenes promesas del panorama nacional" nos vamos a tragar esa sarta de bobadas que sueltan por la boca en el trailer de la película o en la promo que ya circula por televisión y por internet?
"¿Has llegado sólo a casa después de pegarte una juerga de mas de 48 horas y has sentido que tus sueños están rotos?¿piensas que demasiado nunca es suficiente?¿te has sentido alguna vez una muñeca frágil y rota?¿te has mentido alguna vez para no aceptar que eres una más?¿alguna vez has sido literalmente aplastado por una cita a ciegas?¿has creído encontrar el amor de tu vida tras el subidón de una noche?" Estas preguntas sentenciosas son una pequeña muestra de las pinceladas con las que los directores de "Mentiras y gordas" dibujan ese fiel retrato de la juventud de hoy. Sin embargo, yo me decanto más por otro título: "Más mentiras gordas que otra cosa".

3 comentarios:

Absoluteric dijo...

JAJAJAJAJAJJA, soy el primer comentario de la nueva generacion de tu blog. Las preguntas del trailer son malisimas, la peor la de ¿te has sentido alguna vez una muñeca frágil y rota? xdddddd!

como has acabado la orgia? xD

J.E. dijo...

debe ser lo peor la pelicula

la preestrenaron en mi uni

y luego se preguntan porque la gente no va a ver cine español?

les dire yo porque

PORQUE ES UNA PUTA MIERDA

Blondelove dijo...

Que no te enteras felipin, que la peli está guay y muy en la onda. Por dios, si hasta queen B es ahora una muñeca rota!!! JAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAA

Estoy pensando en hacerme un blog!!